Arribando a Lisboa

Llegamos provenientes de Madrid al aeropuerto Internacional de Lisboa y gracias a Google Maps podemos visualizar que ruta de autobús tomar para llegar a nuestro alojamiento de Airbnb que esta ubicado cerca de Av Dom Carlos I.

Llegamos en el autobús a la estatua del Marqués del Pombal y desde ahí decidimos caminar hasta nuestro alojamiento donde nos recibe Fran, nuestro host, quien nos da muchas indicaciones para nuestra estancia: desde lugares para comer hasta tours gratuitos y lugares para visitar en la ciudad.

¿Qué comer?

Decidimos salir por algo de comer y en nuestro afán de ahorrar encontramos el supermercado de nombre Pingo Doce (ya en otro post les contaré de que va esto) en el cual compramos alimentos deliciosos para cocinar, a un precio bastante justo, ya que nuestro Airbnb tiene cocina y posibilidad de utilizarla.

Recorriendo la ciudad

Después de descansar y en nuestro día dos en Lisboa decidimos salir a explorar los diversos miradores con los que cuenta la también conocida como la ciudad de las siete colinas. Comenzamos en el mercado Da Ribeira, lugar emblemático de esta capital donde se pueden comer alimentos deliciosos a muy buen precio, además de los populares pasteles de Belem, que son verdaderamente una delicia.

Posterior a esto, caminamos al mirador que se encuentra en el Jardín 9 de abril, desde donde podemos apreciar una panorámica de la ciudad de Lisboa impresionante y descansar un poco por las altas temperaturas que había en ese día.

Cruzamos la ciudad caminando con dirección hacia el mirador de santa Catarina, donde prácticamente hay una fiesta ya que hay muchos grupos de jóvenes que se divierten fumando marihuana, tabaco o bebiendo alcohol, situación que es del gusto de los jóvenes que visitan esta ciudad, ya que muchos hostales están cerca de este lugar.

Enamorándonos de Lisboa

Seguimos caminando por la ciudad hacia la plaza Rossio y al teatro nacional Doña María II donde podemos apreciar espectáculos callejeros con burbujas de jabón y música. Nuestro recorrido casi finaliza cuando llegamos a la plaza del comercio y mientras hacemos algunas fotos nos ofrecen hachis (una especie de droga) que no aceptamos.

Caminamos sobre la Ribeira Das Naus hacia nuestro alojamiento para descansar, ya que al siguiente día nos vamos hacia Oporto continuando nuestra aventura en Portugal, pero eso se los contaremos en el siguiente Post.

Buenos viajes!!!

Facebook Comments

Categorías: Diario de Viaje

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *